¿Qué hacer en Altea? A pesar de no ser muy grande, Altea tiene muchas opciones diferentes para visitar, además de sus playas, ofrece gran cantidad de actividades de ocio y gastronomía que hace de este paraje un auténtico paraíso.

Altea tiene magia, ya sea por sus casas blancas, sus playas o sus montañas, pintando así un lienzo bohemio que lo caracteriza como uno de los pueblos más bonitos de España.

Una de las zonas que no te puedes perder es el Casco Antiguo de Altea, la forma de acceder es dejándote perder entre sus callejuelas de piedra, rodeada de casas blancas y buganvilias rosas que crean una preciosa estampa de este pueblo.

De camino a la Iglesia, que se encuentra en lo alto del Casco Antiguo, se pueden encontrar diferentes comercios artesanos, talleres de pintores donde poder disfrutar de sus obras, variedad de restaurantes de todo tipo de culturas y el mirador de la plaza, donde podrás disfrutar de una vista panorámica de altea abrazada por la Sierra Helada.

La Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo, está situada en el centro de la plaza del casco antiguo, destaca sus cúpulas de tejas azules que destacan frente al blanco de la zona y su estilo renacentista.

Otra de las cosas que hay que hacer es hacer alguna de las rutas de senderismo por la zona, para ello este pueblo está rodeado por la Sierra de Bernia y el Parque Natural de la Sierra Helada, donde en todo momento disfrutas de las vistas al mar y ofrece diferentes rutas de mayor y menor dificultad.

También se realizan rutas de senderismo cerca del mar con rutas como la de Camí Reial donde se pueden contemplar bunkers de la Guerra Civil.

Otra de las rutas más populares, entre otras es la Cap Blanch i Els Arcs, donde a través de esta ruta puedes visitar las ruinas de una antigua cenia o la ermita de Sant Antoni.

Otras de las cosas que no puedes dejar de hacer es pasear por el puerto marítimo, un paseo largo con unas vistas inmejorables, y rodeado de comercios y restaurantes. Ofrecen cursos de vela durante todo el año.

Y no puede faltar las playas de Altea, la mayoría formada por piedras, la mayoría de ellas galardonadas con bandera azul; las más populares son: Cap Blanc, La Roda, Cap Negret y la Playa de la Olla son dignas playas paradisiacas donde puedes disfrutar de deportes acuáticos como el buceo y el snorkel, ¡No te las puedes perder!

Otras alternativas en Altea

Una de las experiencias diferente para disfrutar es la tetería del Jardín de los sentidos, donde crea un ambiente único rodeado de más de 3.000 m2 en el que se puede encontrar un río, diferentes especies de pájaros y una gran vegetación. Un lugar perfecto para relajarse y disfrutar de la naturaleza. Para llegar hasta allí es mejor coger el coche, pero merece la pena.

Y por último no te pierdas la Iglesia Ortodoxa, ubicada entre Altea y Calpe edificio creado a semejanza a los templos del siglo XVII, merece la pena verlo por los materiales y colores con los que está construida. Para acceder a su localización la mejor forma es en coche.

Categorías: blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *